LA MÚSICA DEL PUEBLO

FICHA DEL CONCIERTO

Arias, dúos y coros de ópera y zarzuela. M. Martí, soprano, B. Gimeno, mezzo, N. del Rio, tenor. Coro Amici Musicae del Auditorio de Zaragoza. E. Ruiz, J. Garcés, directores del coro. M.A. Tapia, piano. Domingo 22 de enero 2017

Cuando se habla de ópera muchos informadores bastante desinformados suelen enseguida poner el calificativo de “elistista” midiendo muy poco lo que se dice y simplificando una realidad bastante mas compleja.

Es verdad que los grandes templos de la ópera han sido lugar de reunión de las élites económicas y políticas en muchos momentos y que las entradas mas caras pueden no estar al alcance de todos los bolsillos (no mas que las de un partido de futbol, por otro lado) pero también hay toda una historia que nos muestra a la ópera como un género de entretenimiento y culturización del pueblo. Hasta hace un siglo el teatro era el espacio natural de esparcimiento y que mas popular y fácil que acompañar los textos con música, eso es la ópera y en muchos casos que veremos esta mañana hablamos de músicas conocidas por todo el mundo cuya popularidad pasa de generación a generación. Hoy en día además la ópera para por un segundo e interesante momento de popularidad gracias al cine. Las retransmisiones de óperas en salas de cine ponen al alcance de cualquiera ver ópera de calidad y si los cines las programan cada vez en mayor medida es porque mucha gente está consumiendo ópera así (y eso por no hablar de las fórmulas de entradas de última hora que en muchos casos permitan disfrutar de funciones de gran nivel por muy pocos euros).

DE MOZART A PUCCINI

Sirva esta introducción para presentar un concierto en el que oiremos fragmentos de óperas y zarzuelas absolutamente populares que nos darán un disfrute sencillo inmediato de la voz y de las melodías que se entonan. Y para empezar una muestra perfecta de ese carácter popular de la ópera.. El coro de prisioneros de Nabucco de Verdi es todo un ejemplo de como un fragmento de ópera es en este caso, no ya solo popular sino la voz del propio pueblo. Verdi, era consciente del ánimo nacionalista que en su país clamaba por una Italia fuerte y unida y queriendo o sin querer plasmó ese sentimiento a la perfección en un coro en el que los hebreos se quejan de la opresión que sufren de mano de los babilonios. “Oh mia patria, si bella e perdutá” dice el coro en un momento de inflexión que además con la música de Verdi sigue emocionándonos hoy como seguro que lo hizo el día de su estreno.

De allí volveremos a una ópera que ya apareció aquí hace dos semanas, la última gran ópera italiana como contamos en ese momento, Turandot de Puccini. Con Turandot para algo parecido a lo que pasa con Carmen… siempre triunfa la segunda soprano… Aquí la mala Turandot tiene un papel durísimo en lo canoro pero poco agradecido y siempre se lleva el gato al agua, la pobre y buenecita Liu, que da su vida por el príncipe desconocido que un día le sonrió en el Palacio… Oiremos su preciosa aria en la que Liu intenta convencer a Calaf de que no intente pasar las pruebas de Turandot, por desgracia Calaf no le hará caso y la pobre Liu tendrá mal final en la ópera, aunque como les digo suele compensarlo con aplausos al final de la función por momentos tan bellos como este.

Y decíamos que en Carmen pasa un poco como en Turandot, pero no es del todo verdad, porque en el ópera de Bizet, Carmen al menos tiene su maravillosa Habanera, un momento en el que la cantante mas que cantar tiene que seducir; Carmen es la cigarrera de Sevilla que se sabe profundamente atractiva y que juega con ello: “si tu no me amas, yo te amo, si yo te amo, ten cuidado”.. es la exposición del amor peligroso que aquí además sonará en la voz de la que podría ser nuestra gran Carmen aragonesa, Beatriz Gimeno, en un aria que domina a la perfección.

Despues oiremos una de esas arias tan logradas que han hecho que no se olvide la ópera a la que pertenece, es decir, hoy raramente se representa La Arlesiana de Cilea pero todos los tenores quieren cantar este fragmento conocido como el lamento de Federico. Nuestro protagonista, desesperado por un mal de amores, escapado de su casa tras recibir una información  que le lleva a creer que su amada de Arles está con otra persona, es descubierto por su hermano L’Innocente. Baldassare, un pastor intenta animarlo pero esta aria nos deja bien claro que el dolor de un amor roto hace que Federico  siga recordando la cara de esa arlesiana que le robó el corazón a pesar de desear conseguir olvidarla. El sentimiento se percibe en esas notas desesperadas. A pesar de la tristeza de la aria, es de una inmensa belleza.

Y del verismo desesperado a una de las joyas de la ópera de todos los tiempos y del clasicismo en concreto. Suena de nuevo un fragmento de Las Bodas de Figaro, esa ópera que es la prueba viva del feminismo de Mozart como prueba la escena que oiremos. La Condesa y Susana se juntan para escribir esta delicada “cancioncilla”  que oiremos, que está dedicada al Conde, para engañarle y hacerle creer que Susana cederá a sus intentos de seducción… el “señor feudal” será aquí puesto en evidencia por las mujeres y no tendrá otro remedio que pedir perdón y aceptar el nuevo tiempo que se abría.

Y volveremos después a Verdi, para oir otro de sus coros mas populares, salido de la ópera “aragonesa” por excelencia. Il Trovatore, una de las grandes óperas verdianas transcurre en buena parte en nuestro palacio de la Aljafería. Aquí oiremos el conocido como el coro del Yunke. Los gitanos están en la montaña y cantan mientras trabajan el hierro ajenos al dramón de la historia en que su líder Manrico y su madre Azucena están implicados… en todo caso una genial excusa para un coro brillante y muy bonito.

Y volvemos a Puccini, para oir una de sus arias mas conocidas, también piedra de toque de todo tenor. Hablamos del famoso Adios a la Vida de Tosca… A Mario Cavaradossi le acaban de anunciar que le queda una hora de vida y en ese momento y en esa situación él evoca sus momentos mas felices y declara desesperado que jamás ha amado tanto la vida como ahora que está al borde de la muerte. Un breve pero intenso momento en el que todo tenor tiene que sacar a la palestra no solo su canto sino su capacidad expresiva.

Y terminará esta parte dedicada a la ópera con dos fragmentos de La Traviata, otra de esas óperas que son parte del acervo popular desde siempre (y que siguen siéndolo por muchos motivos, por ejemplo aquí gracias a ese encanto de película que es Pretty Woman, donde la protagonista, encarnada por la preciosa Julia Roberts llora al oir esta ópera por primera vez).

Oiremos el famoso Brindis, que puede ser solo un momento alegre pero que esconde el primer coqueteo entre Violetta y Alfredo.. Tras ese coqueteo cuando Violetta se queda sola piensa en Alfredo y se plantea si quizás será él quien la aparte de la loca vida parisina y le enseñe esa nueva e inmensa felicidad… “ser amada, amando”. Violetta, la Traviata, es uno de esos personajes que enamora sin duda y será un final perfecto para esta parte operística.

 Y COMO NO… NUESTRA ZARZUELA

El repaso por los temas de la zarzuela empieza por una zarzuea realmente divertida, El Duo de la Africana d eEchegaray y Caballero, que nos plantea just un juego realmente divertido pues nos cuentas las interioridades de una compañía de ópera que va a representar una de las principales óperas francesas: La Africana de Meyeber. Lo que veremos justamente es el coro inicial  en la que el regidor (el encargado de poner en orden todo lo que pasa en el escenario) recibe al coro. Un coro es un colectivo de mucha gente, cada uno está con sus cosas y hay que ponerlos firmes para que dejen de charlar y se pongan a ensayar… real como la vida misma, así que veremos a nuestros amici haciendo de si mismos.

Y ese mismo recurso del teatro dentro del teatro es el que usa la siguiente romanza que oiremos… estamos un poco en las mismas, los lios de una compañía que en este caso va a cantar El Barbero de Sevilla de Rossini, una de las óperas mas populares de todos los tiempos cuyo nombre se utilizó también para la zarzuela que escucharemos del maestro Gimenez. En esta ópera hay un momento en que el Conde de Almavida se disfraza de maestro de música para dar una lección de canto a Rossina, la protagonista, que es la excusa perfecta para que ella cante un aria que en muchos casos se cambiaba… pues bien lo que oiremos aqui es una brillantísima polonesa escrita para ese momento para que triunfe la tiple que protagoniza la zarzuela. Aqui tenemos casi teatro dentro del teatro al cuadrado, pero finalmente lo que hay es una de las romanzas de zarzuela mas brillantes para soprano.

Tras estas dos referencias a la zarzuela que nos habla del teatro nos vamos al casticismo pues La Chulapona de Moreno Torroba justo lo que hace es vivir ese mundo castizo muy típico también en las zarzuelas, aqui lo que veremos es una señora escena de seducción en la que una de las chicas, Rosario intenta seducir al galán, José María.

El nombre de la siguiente zarzuela también nos puede recordar a una ópera, justo ademas a la que sonará este año en este ciclo, “Bohemios”El argumento cuenta una historia de amor entre artistas dentro del ambiente bohemio que su título confiesa, muy parecido, en cuanto al “perfume”, a las “Escenas de la vida bohemia” de Murguer en que se basa el libreto de LA BOHEME de Puccini pero muy distinto al tema de Pío Baroja que originó el libreto de ADIOS A LA BOHEMIA de Sorozabal. El efecto pretendido está plenamente conseguido, sin salirse de sus modestas aspiraciones, y no hay trasfondo psicológico ni vidas atormentadas como en la obra de Baroja, sólo unas escenas supuestamente realistas bien contadas, pero quedándose en la lisonjera “cáscara” de tan manido tema. A esta intranscendencia le dedica Vives una música sencillamente deliciosa, desde el principio hasta el final. Oiremos de nuevo un juego de teatro dentro del teatro pues la protagonista cosette es una cantante de ópera esperando su debut en la ópera de Paris.

Despues toca el turno de una de las romanzas mas bonitas de un compositor tan importante como es José Serrano, la seductora Rosa no consigue jugar con Fernando y maldice su suerte en una de esas melodías extendidas que tan bien sabñia componer el maestro Serrano..uno de esos momentos en que un personaje relata sus sentimientos y lo hace cargado de lirismo.

Y seguimos con el maestro Serrano y una temática con un nombre que nos deja las cosas muy claras. Todo el empeño del compositor vañenciano en esta obra consistió en construir una partitura sin más motivo y ritmo que los de la jota, y  lo logró mezclando además motivos patrióticos y religiosos tan ensalzados a la sazón, en plena dictadura de Primo de Rivera. Un detalle curioso es que el libretista Juan José Lorente Millán nació  justo en Villarroya de la Sierra, aqui en la provincia de Zaragoza sobre 1880 dentro de una modesta familia de labradores y murió en Madrid el 13 de marzo de 1931. Cursó la carrera de maestro y se dedicó al periodismo en El Heraldo de Aragón. Parece claro que este pueblo zaragozano estaba destinado a generar talento al servicio de la música porque luego años más tarde nació allí Bernabé Martí, gran tenor aragonés y padre de Monserrat Martí que nos acompaña en este concierto. El argumento  de la zarzuela en cuestión tiene tela: Durante la ausencia de su novio Agustín, en Africa luchando contra el moro, Gloria rompe la promesa que le hizo y actúa como canzonetista, enfrentándose por ello y además con su familia. Cuando vuelve Agustín y se entera reacciona primero visceralmente pero luego al verla y ante la Virgen del Pilar, perdona. Aqui oiremos el momento principal del protagonista Agustín, despechado pero noble.

El Huesped del Sevillano es una zarzuela de tema histórico, no son muchas laz zarzuelas de este tipo pero esta es una de las mas conocicas por su famoso canto a la espada. Hoy no oiremos esto sino un número coral con tiempo de esa danza antigua que era la chacona… com curiosidad. ¿Saben quien es el famoso huesped del que nos habla el título de la zarzuela? Pues nada menos que Don Miguel de Cervantes.

Volveremos despues a Bohemios de Vives para oir el duo de sus protagonistas… otro bello momento de lirismo de buena ley de este compositor catalán sin duda uno de los mas brillantes compositores de toda la zarzuela española.

Y terminará el concierto el famoso concertante de Katiuska. Un concertante es una pieza colectiva, normalmente al final de una escena en la que se desarrolla un momento de tensión o un encuentro… quizás en ópera los mas famosos pueden ser el concertante en sexteto de Lucia di Lamermoor o el del acto segundo de Traviata. Pues bien, me atrevo a decir que Sorozabal ralló a una altura parecida y bebió de la gran ópera para esta pieza tan maravillosa, ejemplo de melodía insertada a la perfección en el momento dramático adecuado.

Esta pieza ha sido reconocida como uno de losmomentos cumbres de nuestro repertorio lírico nacional, y aquí no podemos por menos que dejar un recuerdo a la versión de Katiuska de nuestra inmensa Pilar Lorengar con el no menos grande Alfredo Kraus

Anuncios

Una respuesta a “LA MÚSICA DEL PUEBLO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s