LA MÚSICA MILITAR

FICHA DEL CONCIERTO

Unidad de Música de la Academia General Militar. Director, Teniente Roberto Sancasto Calvo. Obras de Sancasto, Roig, Von Suppé, De Haan, Chapí, Reinecke, Curnow, Badlet. Domingo 13 de marzo. XXXVI Ciclo de Introducción a la Música. 

Visita en este concierto el Auditorio el representante musical de una institución ligada absolutamente a la historia de la ciudad como es la Academia General Militar. Nadie que no conozco minimamente la vida y el protocolo militar puede desconocer la importancia de la música en los actos militares. Puede extrañar que en una institución dedicada al uso de las armas como es el ejército la música tenga un papel central, pero no nos extraña tanto en el momento que entendemos que la música tiene entre otras la virtud de levantar los ánimos, de animar a las personas y es algo que de cara al ardor guerrero puede venir muy bien. Sin duda históricamente he tenido este papel pero hoy en día por suerte el papel que tiene es acompañar al rico ceremonial militar que hoy en día es una de las muestras de protocolo mas exquisitas que existe. Si alguien de ustedes ha estado por ejemplo en una jura de bandera en la Academia sin duda lo sabrá.

Veamos un poquito la historia de la música militar. Desde los orígenes de la civilización, el hombre primitivo comienza a utilizar la danza y la música en las ceremonias religiosas, para rogar a los dioses que resulten fructíferos en la caza,  guerra y los cultivos.  Muchos ritos y curas mágicas utilizaban el sonido, el ritmo, los cantos y las danzas. Desde la antigüedad hasta nuestros días, la música y el sonido han servido en los actos religiosos, para crear determinados estados anímicos. Recordemos el canto gregoriano, el sonido de los cuencos tibetanos, canciones, etc…  La utilización de la música, en todos los casos se busca poner al oyente en un estado receptivo en el cual, además de poder disfrutar de la música, se sienta conmovido por ella. Una de las primeras partituras musicales fue la escrita fue la del canto Gregoriano con Neumas, La escritura musical con un verdadero pentagrama, fue realizada por el monje italiano Guido d’Arezzo (990 – 1050), en el Siglo X. Este pentagrama constaba de cuatro líneas, empleaba claves y colores; y le puso los nombres a las notas musicales: do – re – mi – fa- sol – la – si,  a partir de las primeras sílabas de un texto latino. En todo sistema musical la creación de una melodía implica la selección de unas notas a partir de un juego preexistente llamado escala, y de hecho es un grupo de notas separadas por unos intervalos (las distancias que separan las notas).

No entiendo lo que me decis……” dijo napoleon a cierto músico que se esforzaba hablarle en una mezcla de frances, italiano e ingles “…..no os entiendo, traed vuestro insttrumento y tocad lo que me quereis decir”. La música es el único idioma que se habla igual en todo el mundo, una prueba latente de que la música es el único idioma internacional es que el músico, cuando le pongan una partitura la interpretara sin ningún tipo de problema, aunque el músico que este a su lado sea de otro país y hable otro idioma.

La música militar, que apareció en la Prehistoria  musical  con los toques básicos de  guerra “ataque” y “retirada”, después se añadieron muchos toques  hasta llegar a las marchas militares. Entre los espectáculos que nos impactan mas fuertemente entre nosotros esta el de  presenciar un desfile militar porque existen unos factores tan importantes como el patriotismo al mirar el desfile lo primero que se escucha es la música que desde tiempos muy remotos esta ligada a las evoluciones militares, y por la emotividad de ésta se arraiga fuertemente entre nosotros cuando esta encabezada por una banda de guerra y especialmente si esta va acompañada por una banda de música.

Las marchas militares son especialmente patrióticas ensalzan el ánimo de los soldados antes de la batalla y penetran fuertemente en la sensibilidad  humana, cada nación tiene su propio estilo musical refiriéndonos a la marcha militar, hay que significar que si la música en general fuese  un   árbol con sus raíces y ramas, la música militar seria una de la raíces principales ya que uno de los principios de la música fueron los toques de comunicación militares.

EL CONCIERTO DE HOY.

Para hablar de las piezas que componen este concierto de la Unidad de Música de la Academia General Militar vamos a reproducir aquí las notas que muy amablemente nos ha enviado el director de esta unidad el teniente Roberto Sancasto Calvo, ligado a nuestra tierra como músico, mas allá de la academia y autor de la obra que abrirá el programa

–             Desfila la general, de Roberto Sancasto:

La marcha militar Desfila la General, fue compuesta entre 2013 y 2014  por el actual jefe de la Unidad de Música de la AGM, el Teniente Director Roberto Sancasto, y estrenada en Mayo de ese mismo año en el Salón de Actos de la misma academia, a la cual está dedicada. En ella, el autor quiso recalcar por un lado la jovialidad de los cadetes, y por otro, la seriedad y solemnidad que conlleva todo lo que rodea al ceremonial militar de la AGM.

Musicalmente está compuesta al estilo clásico, con  estructura: Introducción A B A Trio y Forte final. A lo largo de toda la pieza el autor se inspira en varios elementos del día a día de la academia, como el vaivén de las cadeteras, los ensayos de orden cerrado de los cadetes, e incluso el himno de la AGM, del cual  se pueden escuchar citas y fragmentos a modo de “llamadas” en diferentes instrumentos, como por ejemplo en las trompetas.

–             Zaragoza, de R. Roig:

Pasodoble dedicado a la ciudad donde el compositor leridano Ramón Roig inició su andadura como músico militar en 1865. Es un pasodoble de concierto de carácter sobrio y elegante con gran presencia de las trompetas, y dividido formalmente en una forma tripartita A B A

-. Obertura Caballeria ligera, de Franz Von Suppe.

unque enormemente reconocido en su época, Franz von Suppé es hoy recordado principalmente por un puñado de oberturas, entre las que sobresalen merecidamente Poeta y aldeano y tal vez la más célebre de todas, la obertura de Caballería Ligera, opereta en dos actos con libreto de Karl Costa estrenada en el Carltheater el 21 de marzo de 1866.

La obra cuenta la historia de amor entre Vilma, una bella joven huérfana criada por aldeanos húngaros, y Hermann, sobrino del alcalde, quien también la pretende no obstante encontrarse Vilma en su cono de luz pasado. Sólo las ingeniosas artimañas de un grupo de húsares –la caballería ligera húngara– destacados en la villa, hará posible la feliz unión de los jóvenes amantes. La opereta ya no se representa en nuestros días, pero del tema principal de la obertura se ha hecho uso casi abusivo para acompañar escenas de galope al rescate de algo en dibujos animados, shows televisivos y publicidad varia. La obra se inicia con una brillantísima fanfarría que luego da paso al conocidísimo tema que sin duda resultará popular a todo aquel que lo escuche.

–             Concerto d’Amore, de J. De Haan:

Una de las piezas mas celebres e interpretadas del afamado compositor holandés de música sinfónica para banda Jacob de Haan. Compuesta en 1995 como encargo por el 75 aniversario de la banda holandesa Excelsior Nijland.

En palabras del propio compositor “la obra nace de una combinación de tres estilos diferentes: barroco, pop y jazz. La introducción majestuosa evoca a una obertura barroca, a la que sigue una parte enérgica en estilo pop, que termina en un adagio característico. El motivo de este adagio es conducido a una sección con tempo de swing, después de lo cual la obra finaliza con la vuelta del adagio en carácter conclusivo”

-. El Tambor de Granaderos, obertura de Ruperto Chapí.

El tambor de granaderos es una zarzuela en un acto y tres cuadros, con música de Ruperto Chapí y libreto de Emilio Sánchez Pastor. Fue estrenada en el Teatro Eslava de Madrid el 16 de noviembre de 1896. Esta zarzuela recrea un día antes de la huida de España del rey José Bonaparte y la historia de amor entre Gaspar, condenado a muerte por ser fiel a los Borbones, y Luz, su amada, huérfana a cargo de un tutor que quiere apoderarse de su fortuna por lo cual la quiere meter a monja. Esta es una de tantas zarzuelas realmente poco interpretadas en la actualidad pero que, también como muchas de sus compañeras, no ha caído en el olvido gracias a la popularidad de uno de sus números, en este caso la obertura que escucharemos, absolutamente adecuada para su interpretación por parte de una banda militar.

–             Pilatus: Montain of dragons, de S. Reineke:

Obra sinfónica del compositor Norteamericano S. Reineke, encargada por la Jugend-Blasorchester (Youth Wind Orchestra) de Lucerna, Suiza, para conmemorar el 50 aniversario del conjunto. El estreno mundial se dio el 31 de mayo de 2002 en la espectacular Kongresszentrum Kultur und Lucerna (Cultura y Centro de Congresos) sala de espectáculos situada en la base del propio monte Pilatus. El propio compositor habla de su obra de esta manera.

“Este poema sinfónico para banda comienza con la imagen del Monte Pilatus por la noche, envuelto en la oscuridad y el misterio entre las nubes por encima de Lucerna. Al despuntar el alba, un grupo de aventureros valientes ascenderá el monte en busca de dragones para acabar con ellos. Después de un arduo camino lleno de impresionantes vistas y la belleza terrestre, los aventureros finalmente se toparán con la guardia del dragón quien se despierta y debe luchar contra los invasores de sus dominios. Todos los aventureros menos uno son heridos de muerte, el superviviente, gravemente malherido, pide misericordia y perdón al dragón. Demostrado gran compasión, la criatura produce una piedra mágica de sus heridas para curar y salvar a los intrusos. De esta manera, el dragón cultiva en los corazones y mentes de los humanos compasión y tolerancia para una convivencia feliz y en paz con los dragones del monte Pilatus.”

–             Odyssey, de J. Curnow:

Pieza sinfónica compuesta en 1994 como un encargo de la Massilon Ohio Band Boosters Association. Odyssey (obertura de un poema épico) esta basada en la mas influenciable y popular obra de la literatura de la antigua Grecia, La Odisea de Homero. La pieza, pues, trata de transmitir la energía, el carácter y el espíritu aventurero de la obra del poeta griego.

Musicalmente se presenta en una forma tripartita A B A’, existiendo un gran contraste entre las secciones ya que la primera es brillante y majestuosa con un tema movido y presencia de fanfarrias. Por otra parte, la sección B es lenta y tranquila, con melodías dotadas de mayor expresividad.

  1. Badlet (arreglos de J. Wasson) Piratas del Caribe: La maldición de la perla negra.

Y acabará el programa del concierto con un guiño a la música de bandas sonoras, en concreto con una de las bandas sonoras mas populares de los últimos años, la de Piratas del Caribe. Su autor Klaus Badelt utiliza hábilmente todos los elementos de percusión, alternando su protagonismo con el de ágiles cuerdas y brillantes metales y en todo ello nos deja el regusto de quien fue su maestro como creador de bandas sonoras y auténtico genio de este género que no es otro que Hanss Zimmer; una vez citada esta clara influencia decir que la banda sonora es brillantes y funciona a las mil maravillas tanto en la pantalla como en la sala de conciertos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s