LA MISA DE LAS TRES MENTIRAS

FICHA DEL CONCIERTO

Pequeña Misa Solemne de Rossini. Coro Amici Musicae del Auditorio de Zaragoza. Monserrat Martí, soprano, Zandra McMaster, mezzo, Eduardo Aladrén, tenor, Javier Galán, barítono. Juan Carlos Segura, armonio, Miguel Ángel Tapia, piano. Javier Garcés, director. XIX Temporada de Grandes Conciertos de Otoño. 10 de diciembre de 2013.

Hay cierto pueblo cercano a Zaragoza del que se decía haciendo una broma con su nombre que era el pueblo de las tres mentiras… pues bien, siendo estas notas sobre el compositor con mejor sentido del humor de la historia de la música me permito titularlas de modo similar.. para así argumentar (no sin un cierto punto de provocación) que la Pequeña Misa Solemne de Rossini no es ni pequeña, ni misa ni solemne… pongamos todo esto entre comillas, manejemos los datos con cierta prudencia y llegaremos a argumentar nuestras pequeña broma rossiniana.

Uno de los grandes personajes de la historia de la música, Gioachino Rossini (1792-1868) se retiró en el apogeo de su fama en 1829 cuando tenía  tan sólo 37 años. Rossini era reconocido en ese momento como el más grande compositor de ópera en vida y su velocidad en el trabajo era considerada  legendaria : su ópera aun hoy más famosa má , Il Barbiere di Siviglia fue escrita en tan sólo dos semanas , y se decía que escribía las oberturas de sus óperas  el mismo día del estreno tumbado en una cama, cayendo las páginas en manos de los copistas que preparaban las partes para los músicos . Nadie sabe por qué de repente se retiró  y durante los siguientes 33 años escribió una sola obra significativa(su Stabat Mater para coro y orquesta ) y un gran número de obras de cámara que él mismo llamó ” los pecados de mi vejez .” (la vejez de un “chico” de 37 años)

Esto nos lleva a 1863, cuando Rossini, por razones desconocidas, se sentó y escribió la  obra sagrada  que nos ocupa, la Petite Messe Solennelle, dedicada a la capilla privada de un amigo para  la que Rossini escribió lo siguiente en la página de dedicatoria :

” pequeña misa solemne, en cuatro partes con acompañamiento de dos pianos y armonio, compuesta durante mis vacaciones en el campo en Passy . Doce cantantes de los tres sexos : hombres, mujeres y castrati – serán suficientes para su ejecución : es decir, ocho para el coro , cuatro para los solos , un total de doce querubines ….

Doce son también los Apóstoles en el fresco célebre pintado por Leonardo llamado La Última Cena. La Última Cena …. Tenga la seguridad Señor, le garantizo que no habrá Judas en mi cena y que la mía será cantar en sintonía y con amor sus alabanzas y esta pequeña composición que es , por desgracia , el último pecado mortal de mi vejez “.

La pieza tuvo un éxito inmediato , tanto de  crítica como comercialmente , y no hizo falta mucho tiempo para que su editor comenzara a acosar a Rossini para orquestar el trabajo para que estuviera disponible para  gran coro y orquesta. Rossini, Convencido de que su editor acabaría por encargar  a alguien para hacerlo después de su muerte, el compositor decidió hacerlo él mismo en 1867 , pero no se presentó en esta forma hasta 1868, justo después de la muerte de Rossini. La obra fue tan popular que recibió 14 representaciones en el mes de su estreno en el Teatro- Italien de Paris, seguida  sesenta actuaciones al año siguiente en Francia, Bélgica y Holanda. Hoy, sin embargo , la pieza se presenta generalmente en su Versión original con dos pianos que será la que oiremos esta vez también en el Auditorio de Zaragoza.

Rossini concibió como decimos,  la obra reducida en cuanto a plantilla, con un coro de doce miembros que simbolizasen a los apóstoles de Cristo y con un acompañamiento de dos pianos y un armonio, en lugar de una orquesta. Un año antes de su muerte, realizó la orquestación de la obra pero, curiosamente, los directores han preferido siempre utilizar la primera edición publicada de la obra, reducida únicamente para un solo piano y los intérpretes vocales.

La misa presenta momentos tan destacables como el Sanctus, íntegramente a capella, o el Kirie Eleison de un contrapunto propio de Palestrina. Rossini además quiso dedicar el Agnus Dei final a su tesitura predilecta, la de contralto. Curiosamente, en la misa se percibe la influencia del romanticismo francés de la época, algo que no debe extrañar si se tiene en cuenta que pasó sus últimos largos años de retiro en París.

The Petite Messe Solennelle tiene muchos detalles que la hacen una obra maravillosa… y argumentaremos aquí porqué no es ni tan pequeña ni tan solemne ni siquiera tan misa.

 

Desde luego pequeña no es porque es una obra de una gran riqueza vocal desde el kirie inicial que engarza la obra con la mejor tradición de música sacra del sur de Europa y no lo es tampoco porque sin ser el Stabat Mater tienen importantes papeles (el domine deus pone en apuros a cualquier tenor, vamos que no deja de ser Rossini en estado puro).

Misa en estricto sentido si es, está claro, misa como forma musical pero no lo es en el sentido que podríamos aplicar la misma afirmación, por poner un ejemplo a la misa de Requiem de Verdi, es decir en ningún caso se trata de obras pensadas exclusivamente para su uso litúrgico sino que se pasan al campo de lo teatral sin el más mínimo reparo; de hecho ya hemos comentado como el gran éxito de la obra fue en el teatro de los italianos de Paris.

Y solemne… lo de solemne sería más discutible, si lo entendemos como brillante y para una celebración importante lo es, pero no es solemne en tanto que no busca tampoco una expresión simplemente externa del texto. Rossini como buen compositor de ópera intenta al hacer música sacra que la música este en cierta coherencia con lo que el texto está narrando y en este caso es también asi; no hay más que coger los primeros versos de cada parte para ver el esfuerzo y el logro de Rossini en que la música se adapte al espíritu de lo cantado, en ese sentido no sería una obra solemne sino de una religiosidad sencilla, intima y directa, que tuviera mucho del propio Rossini.

Y de acuerdo con esta expresión directa de sus sentimientos , Rossini escribió lo siguiente en la página de fi nal de la composición :

“Pues bien, este pobre misa ha terminado. ¿He escrito esta vez “musique Sacrée” (música sacra) o simplemente “sacrée musique” (música maldita) ?  Buen Dios, aunque he tratado de escribirte esta música sacra, ya sabes que yo nací para la ópera cómica. Un poco de ciencia, un poco de corazón, eso es todo lo que soy capaz de ofrecer. Así que te ruego que la bendigas y me garantices el paraíso”.

Y no queremos terminar estas notas sin un par de comentarios sobre dos personas a las que tenemos que valorar al hablar del concierto, uno ausente y otro presente. El ausente es, por primera vez en muchos años, Andrés Ibiricu, director durante muchísimos años de Amici Musicae y que por primera vez no estará esta vez al frente de este coro que lo ha sido todo en la música coral de nuestro auditorio en los últimos 15 años. Andrés es un grandísimo director de coro y eso lo han podido ver todos en el auditorio en los últimos años, pero es que aparte es una grandísima persona tan humilde como seria y trabajadora por eso en este momento que no está al frente del coro debemos por lo menos hacer público nuestro agradecimiento y admiración hacia su trabajo y desearle sin duda lo mejor a quien está el frente del coro en esta producción, otro gran músico como Javier Garcés.

Y el presente no es otro sino el tenor Eduardo Aladrén, al que por suerte vamos viendo al menos de tanto en tanto por su tierra mientras consolidad una importante carrera internacional cada vez más basada en los papeles de tenor lirico-spinto más complicados del territorio; cuanto nos gusta tenerle por aquí y cuanto nos gustaría tenerle cantando uno de esos papeles. Aladrén es la honestidad y el trabajo hecho tenor; eso unido a su importante voz y a su musicalidad directa ha hecho que sea apreciado en muchos lugares… como regalo de fin de este post  (y de fin de año en este ciclo de otoño) les dejamos al tenor zaragozano cantando Granada en Postdam ante un “pequeño grupo de gente”.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s